El Señor de los Milagros

El milagro de una imagen de Cristo que crece y crece

La portentosa imagen del Señor de los Milagros, fue adquirida a principios del siglos XVIII por los esposos Estanislao Rivero y doña Andrea Basualdo, de un vendedor ambulante que por providencia divina llegó hasta ellos para ofrecérselo en venta. Vivían estos en un rancho humilde ubicado en lo que hoy es calle Santa Fe entre Cerrito y Libertad. Allí, en ese rinconcito patrio, recibió la imagen el primer culto por los vecinos, muchos de los cuales han contribuido a su adquisición. Como este culto fue en aumento, los es- posos Rivero se vieron en la necesidad de ampliar la insignificante capilla asi fue que junto con devotos del Crucificado compraron un terreno en la esquina de Santa Fe y Cerrito, donde se construyó un salón dedicado al Señor de los Milagros, siendo ésta la primera Capilla dedicada al Señor. Esta pequeña capilla pronto se convirtió en un Santuario, acudiendo personas de todas partes, pues la fama de las maravillas que se realizaban allí llegaban hasta los confines más remotos de la República. Uno de los muchos devotos que acudían a la capilla para presentar sus cultos al Señor, le suplicó le concediera un extraordinario favor y no bien hizo su súplica, obtuvo lo que pedía, saliendo de la capilla al grito de ¡un milagro! y desde ese día el público bautizó la prodigiosa imagen del crucificado con el nombre del Señor de los Milagros. Como la devoción fue aumentando y las maravillas que se obraban llamaban la atención de las Autoridades Eclesiásticas, el entonces Cura rector del Socorro, Dr. Don Manuel León Ochogavia, propuso al Sr Obispo de Buenos se trasladase la imagen a la Iglesia del Socorro, idea que aprobó el Prelado y el 14 de septiembre de 1803 se llevó procesionalmente de la casa de los Rivero al Templo parroquial. Allí se lo depositó en el pequeño nicho con gradería para las velas que traían los devotos al Cristo. En 1662 se rezó la primera novena en preparación de su fiesta que seria desde 1831, el 14 de septiembre el dia dedicado al Sr de los Milagros. Como este culto no era canónico, en 1848, el Cura del Socorro don Francisco Villar, rogó al entonces Arzobispo de Buenos Aires, doctor don Mariano Escalada, solicitase de Roma la autorización para rendir culto canónico y público al Sr de los Milagros, y echa la solicitud, S.S. Pio IX el 7 de Abril de 1865 expedía un Breve, autorizando dicho culto. Le tocó al Señor Canónigo , don Apolinario de Casas dar vida a este culto, y en 1871, dicho cura trasladó la imagen a un nuevo altar el que fue después decorado finamente construyendo la hermosa Capilla. Desde entonces el culto del Señor de los Milagros fue tomando incremento, celebrándose todos los años su fiesta en forma grandiosa, hasta que en 1903, primer centenario del Señor de los Milagros se solicitó de Roma el extraordinario don de ser coronada, favor que concedió S. S. León XIII. La imagen fue coronada el 13 de septiembre de 1903. En el año 1943 en recuerdo del ciento cuarenta aniversario del traslado de la imagen a nuestra parroquia, el Sr. Cura Miguel Lloveras, con la espontánea colaboración de un crecido número de generosos feligreses, cumplió y embelleció la Capilla conservando su precioso estilo y dotándolo de un nuevo, artístico y hermoso Altar. También se amplió su instalación eléctrica para que las pin- turas y decoraciones resplandecieran. La devoción que profesa toda la República al Señor de los Milagros es extraordinaria, y las fiestas que en su honor se celebran anualmente son concurridísimas.

 

Fiesta del Señor de los Milagros: 14 de Septiembre

 

Todos los 14 rezamos la misa en honor al Señor de los Milagros

 

Si deseas que se te imponga la medalla del Señor de los Milagros consulta via e-mail

 

 

Oración al Señor de los Milagros

Señor Jesús

Tú que calmaste las tempestades, danos la paz

Tú que curaste a los enfermos, danos la salud

Tú que resucitaste a los muertos, danos la resurrección

Tú que expulsaste a los espíritus impuros, libéranos del mal.

Tú que expulsaste a los espíritus impuros, libéranos del mal.

Tú que multiplicaste los panes y los peces, sacá nuestro hambre.

Tú que diste una pesca abundante a tus discípulos, haznos pescadores de hombres.

Tú que cambiaste el agua en vino en Caná,

Acrecienta el amor entre los esposos.

Señor de los Milagros, ten misericordia de nosotros

Y muéstranos tu amor.

Amén

© 2017 Basílica del Socorro - Juncal 876 CABA - +54 11 4393 1423

Todos los derechos reservados.

  • facebook-square
  • Twitter Square
  • Instagram - Black Circle